La isla - 5

Koh Por (by Miguel Aguilar)
Creo que la isla no quiere que nos vayamos. Prepara unos días espléndidos. Las mañanas están llenas de luz, de risas de pájaros, de brisa arrulladora, de bucólicas estampas de vacas pastando bajo los cocoteros, de perros dormidos al sol, de barcos pesqueros lanzando redes por la borda, de horizontes limpios. Las horas se alargan a voluntad y se llenan de una calma onírica, casi irreal. Por momentos te parece vivir un sueño, o más bien una fantasía. No eres más que la imagen que tienes de ti mismo en tu imaginación. Y piensas: ahora voy a levantarme, me estiraré, me harán cosquillas las plumas que esconde la arena, me acercaré a la orilla, notaré el sol rascándome los hombros y me bañaré. Y por ensalmo, lo imaginado se convierte en real. Tú eres tu pensamiento. Tú eres el protagonista de tus mejores sueños. Pero en realidad te das cuenta de que es la isla la responsable. Creo que la isla no quiere que nos vayamos.


La isla (by Miguel Aguilar)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Disneyland Hong Kong

En la magnífica China