Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009

De isla a isla y tiro porque me toca

Pasamos por Laos de puntillas, sin dejar apenas unas marcas de dedos en los carriles y sin que Laos haya dejado huella en nosotros. Os dejé de camino a las cuatro mil islas, no?, pues llegamos sin muchas complicaciones tras muchas horas de autobús, como viene siendo habitual. Nos metimos en el sleeper bus que resultó ser el King of the Bus, un VIP de verdad (190000 kip). Camas dobles, una pasada de cómodas, aunque si viajas solo ya no mola tanto porque tienes que compartirla con algún desconocido. Nosotros reservamos las del final y teníamos aún más espacio, os debo la foto. Yo tuve algunas décimas de fiebre y apenas me enteré de nada, todo el tiempo roncando entre las suaves mecidas de la carretera. Llegamos a Pakse a las siete de la manyana o así, y cogimos directamente otro bus (50000 kip) hasta Don Det, la que se supone que es la más tranquila de las islas. Allí tuvimos alguna que otra aventurilla, parece mentira que tras tantos meses de ruta aún haya tantas sorpresas en cosas tan…

De Vang Vieng a Vientiane

Para no perder la costumbre que hemos adquirido estos meses de viaje, seguimos con el culo en un columpio. Ahora os escribo desde un café, después de comerme un plato enorme de espagueti a la boloñesa y con un capuchino humeante al lado. Loli se ha ido con Alice y Angela a ver tiendas y conmigo está Rafael, también actualizando su blog de viaje. Alice es una galesa que se ha tomado un año de excedencia en su trabajo y lleva varios meses andando por estos mundos, siete meses en India y Sri Lanka, luego Tailandia y ahora Laos. Angela y Rafael son suizos con ascendencia italiana que se han pasado un año en Australia recorriendo el país en caravana, trabajando unos tres meses para recuperar la cuenta bancaria y ahora, antes de volver al trabajo, están recorriendo Tailandia, Laos y luego Camboya. Los conocimos en el autobús de Luang Prabang a Vang Vieng, y nos quedamos juntos en la misma guest house. Compartimos con ellos los tres días allí, lo pasamos bien.En Vang Vieng nos encontramos má…

Seguimos vivos

Hola a todos,
En espera de poder escribiros con más calma un relato de lo vivido por ahora en Laos, quizás pueda hacerlo esta noche y subirlo mañana, os dejo este aviso de que estamos bien, disfrutando a ratos, y que he subido algunas fotos a mi cuenta de Flickr, que ahora está mejor organizada tras el previo pago de una cuenta pro. Echadle un vistazo y me contáis.
¡Un saludo a todos!

Llegada a Laos, mil horas de bus.

Llegamos a Laos tras un maratón de autobús. Y todo sin que estuviera previsto, pero la cosa vino rodada. Salimos de Dali en el autobús nocturno, el sleeper bus (382 yuanes los dos), hasta JingHong que es la ciudad más grande cerca de Laos a la que se llega directamente desde Dali y se toma como punto de partida. Tardamos 14 horas entre humo de cigarrillos, escupitajos y algún que otro vómito. Eran las 10:30 cuando llegamos a JingHong e intentamos comprar un billete hasta Laos o en su defecto hasta la frontera. Con un mapa en la mano y la guía de Laos estuvimos intentando hacernos entender, sonreían mucho y mostraban interés, pero sorprendentemente no comprendían. Por fin alguien nos dijo “Mengla”, que está a pocos kilómetros de la frontera y dijimos “eso es, allá que nos vamos”. Con el billete en la mano (76 yuanes los dos), nos fuimos hasta el autobús y resulta que iba directamente a Louang Nam Tha, que está en Laos, no entendemos cómo no nos comprendían si uno de sus autobuses iba a…

El itinerario

Ver mapa más grande

Este ha sido nuestro recorrido por el sur de China, sin contar el trayecto de Hong Kong a Guangzhou que google no lo reconoce. En total sólo han sido 4000 km

Hombres de Dios

Resulta frustrante escribir un post, llegar a un lugar con conexión a internet, registrarse en blogger y ver que es imposible colgar el texto por la censura. Así que nos tenéis un poco desilusionados y sin ganas de escribir. Pero he tenido una idea y si todo sale bien, podremos subir nuestros relatos. Y si estáis leyendo esto es que funciona. Para empezar os cuento que salimos de Shangri-La dirección Dali, pero como no nos apetecía otra paliza en autobús decidimos hacer escala en Lijiang, que ya la conocíamos e iríamos a tiro hecho, sin complicaciones ni quebraderos de cabeza. Dicho y hecho, volvimos a la ciudad de los canales y nos tomamos un par de días. Luego, sí, camino a Dali.

El autobús nos costó 37 yuanes por cabeza y tardó unas tres horas y media. La ciudad de Dali tiene un ambiente muy mochilero por algunas zonas, y eso se nota hasta en que nos ofrecen hachís por las calles. Resulta curioso ver a unas mujeres mayores tocadas con sus diferentes gorros acercándose para preguntar…

Algunas fotos

Imagen
Blogger no nos ha dejado subir fotos durante estos días. Hoy parece que rula, así que aprovechamos y os dejamos un par de ellas.

De vuelta a Shangri-La desde el monasterio vinieron con nosotros en el autobús, llenándolo a reventar, un grupo preparado para bailar en las fiestas de la primavera. Bromeamos con ellos y se prestaron para hacer unas fotos. La de arriba es una de ellas.

Señora vestida a la manera tradicional. Cohabitan muchas etnias en la provincia, y cada una de ellas tiene su propio vestido. Nosotros apenas distinguimos a un par de ellos (Naxi y Dang) pero al menos hay cinco diferentes.
En el monasterio seguimos la llamada al rezo y nos encontramos con este impresionante tambor (perdonad si recibe un nombre en especial). Fijaros que tiene billetes enganchados en las cuerdas, y es que Lamalandia se apoya mucho en el dinero.


Este monje creo recordar que fue el único que nos sonrió "gratuitamente" y se prestó para la foto. Al lado una vista de Shangri-La desde lo alto d…