Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2008

¿Hay que viajar solo?

Hay que viajar solo. Si cargas con mujer, acabas loco y aborreciéndola.

Adolfo Bioy Casares, Encrucijada (del libro Historias de amor)

Espero que el bueno de Bioy estuviera equivocado. Si no, pobre de mí...

Recapitulando sobre Vietnam

Imagen
Hoy es nuestro cumple mes viajero, así que nos cantaremos el jag mor dom leva, ay que eso era en Canarias con los suecos y todavía me cuesta olvidarlos. De hecho nos hemos encontrado algunos aquí y hasta me apeteció hablar con ellos, dicen que la distancia es el olvido, perdonad pero estoy un poco ida y es que los Charlies pueden con cualquiera. Y si no que se lo pregunten a los...

Vamos al grano, que es un poco de datos prácticos sobre Vietnam. Necesitamos hablar un poco de inglés, pero si no, tenemos que aprender tres frases: where are you from?, cuidadito con la pregunta que tiene trampa, dependiendo de donde seas te ponen el precio y afortunadamente para nosotros el €uro está bien cotizado, clavada que te meten. Aunque no somos los primeros en el escalafón, en cuanto ven unos bollitos suizos se les hace la boca agua, según ellos es lo más de lo más, los españoles estamos con nuestros amigos los gabachos, que por estos lares abundan, y los italianos que no hay muchos, aún menos que …

Nha Trang

Imagen
Hola queridos,

Aprovecho para mandar un saludo a los anónimos que nos leen, que no sabemos a ciencia cierta quiénes son, pero están ahí.

Ayer tenía los pelos de punta sólo de pensar que teníamos que coger de nuevo El AUTOBUS. Los bollitos suizos nos habían comentado que en el suyo había cinco asientos juntos al final, y que era la parte más cómoda. Ellos pudieron dormir sin problemas de espacio. Y ahí estaba yo, cavilando mientras esperábamos el autobús que esos asientos eran míos. Así que nos fuimos con tiempo y me coloqué en primera linea para coger los mejores sitios. Me fijé en dónde pararía el cacharro, dónde quedaría la puerta, y allí me planté con mi bolso durante media hora. A mi espalda, sentado tranquilamente esperaba Miguel con las maletas. Cuando llegó por fin el autobús yo dí mi billete, me metí para adentro y conquisté los asientos finales para nosotros. Y cuál fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos con un cinco estrellas de los open bus. Asientos reclinables, tamaño …

Las fotos prometidas

Imagen
Os traigo algunas fotos del día que estuvimos dando motazos:

Aquí Loli camuflada.

Las ruinas de My Son, la sempiterna lluvia, el surtidor en medio de la nada,

y uno de tantos búfalos asiáticos que hay por doquier.

La playa de Hoi An

Como un d'ia sobre dos ruedas no es suficiente, ayer nos cogimos unas bicis y nos fuimos a la playa. S'i, s'i, volvimos a silbar "verano azul", es que la tele tambi'en ha dejado su huella. No bien nos montamos y empezamos a pedalear, comenz'o una llovizna constante que molestaba m'as que mojaba. Pero ya somos unos auct'octonos m'as, nos encasquetamos los pl'asticos y fuera problemas. Cuatro kil'ometros m'as tarde llegamos a una playa llena de palmeras, con un vendaval que parec'ia de pel'icula de guerra y cuatro guiris locos d'andose un chapuz'on entre las olas enfurecidas. A'un all'i, mientras intent'abamos ver algo solos bajo la lluvia, lleg'o una mujer a vendernos algo, la verdad es que estaba encaramada a una palmera y se dej'o caer cuando nos vio llegar.

El tema de la lluvia constante nos agobi'o un poco al principio, pero ahora ya nos da bastante igual. Aunque estamos "cerca" d…

Emociones fuertes en el pais de las dos ruedas

Desde que llegamos a Vietnam Loli me está diciendo que quiere alquilar una moto. He intentado hacerle ver que montar aquí en moto es una locura, pero mis argumentos eran pobres y enclenques ante la promesa de una aventura tan grande. Así que aquí en Hoi An, por fin, me he atrevido. Como os dije en un post anterior, queríamos ver las ruinas de My Son (60000 dongs por barba, 3 €), patrimonio de la humanidad, que están a 35 km de aquí. Alquilamos una moto por 68000 dongs (3,40 €) a unas mujeres que se ponen a la entrada del hotel, y con los bollitos suizos nos pusimos en ruta. Nos compramos incluso unas mascarillas para pasar desapercibidos, pero nuestra altura, sobre todo la de los rubicundos suizos, con las piernas saliendo de las motos como patas de insectos, nos delataban.

Hay que echarle valor para echarse a la carretera aquí, cada vez que llegábamos a un cruce era como saltar de un puente amarrado a los tobillos; esquivar a los escolares en bicicleta era como un eslalon de alta comp…

Un buen dia

Imagen
Hoy me he levantado a las 5:30, y con buen humor como siempre, vale, casi siempre. Ya se me ha olvidado la mañana del open bus. Es una buena hora para comenzar el día, al menos aquí es la mejor hora, puedo irme a pasear por el mercado y no hay muchos turistas y las tiendas para nosotros están todas cerradas y no tengo que decir a cada paso: no thanks. Pues hecho, me visto, cojo la cámara y me voy a descubrir la ciudad a otra hora, que hoy no llueve y no todos los días cumple una 40 años y menos en Vietnam. Cuando salgo a la calle veo un trasiego constate de ciclistas y motoristas, van y vienen, se paran, me miran y yo sigo a lo mio que es pasear por la ciudad hasta llegar al mercado. Aquí a esta hora todos son autóctonos y me miran como extrañados, deben de pensar: ¿qué hará esta guiri a estas horas dando vueltas y fotografiando las frutas y las verduras?, estos guiris se meten en todos lados.

Sigo paseando y a eso de las 7:00 veo un grupo de escolares al lado de una anciana que hací…

Hoi An

Imagen
Sigue el camino ante nosotros. Siguiente parada: Hoi An. Es una ciudad pequeña, con encanto, quizás demasiado enfocada al turistongo, pero es un inconveniente superable. Nos hemos encontrado en el autobús con la pareja de suizos (los del país, no de bollería) con los que compartimos una par de días en Ha Long. Buscamos hotel y encontramos uno realmente bueno a buen precio, 10 $, unos 8 €. En la guía del trotamundos aparece que las habitaciones con bañera, aire acondicionado, teléfono y blablablá, cuestan 15 $, pero con Loli negociando no hay margen de error, la buena por 10.

Una vez instalado nos fuimos a ver la ciudad y reconocer el terreno. Seguía lloviendo a mares, y la sensación era que iba a seguir lloviendo toda la vida. Los auctóctonos no le dan importancia al agua, se ponen un plástico encima que les proteja, unas sandalias de plástico y para delante. Y nosotros no vamos a ser menos, claro, así que la lluvia no nos impidió el paseo. De noche, el río desbordado corría por las ca…

Thính

Imagen
Hoy no os hablaré de Hué, os hablaré de Thính. Thính era un niño de 7 años cuando los bombarderos arrasaron la ciudad de Hué en 1968. Tenía 9 años cuando su padre murió, dejándole solo con su madre. Se te engurruña el corazón al oírle hablar de la guerra con su inglés melodioso flotando en su voz suave. La sonrisa se le rompe si nombra a su padre, y vuelve a su rostro cuando te dice que fue monje budista durante 11 años. Tuvo que dejarlo porque su madre le concertó una boda para que formara una familia y le ayudara, ya que estaba sola. Te dice que te llevará a su pagoda, que podrás estar en el salón de meditación con los 120 monjes que hoy habitan allí. Te sonríe y te dice que ama la paz, que la gente es diferente pero que somos iguales. No le gusta la guerra, es una estupidez, ¿para qué? Thính tiene ahora 47 años y tres hijos. Trabaja en la ciudadela imperial de Hué pedaleando por unos dongs, lleva a los turistas que no quieren pasear a conocer lo más característico de la ciudad viej…

De Hanoi a Hué en Open-Bus

Hoy es un día bonito, un poco lluvioso pero caluroso como todos aquí, son las 6 AM y estoy sentada en la terraza de la guest house de Hué, que es donde estamos ahora. La entrada es muy bonita con una puerta muy grande de estilo chino que da la bienvenida a un jardín muy zen, con buenas vibraciones, a la izquierda la piscina limpia y muy azul, y toda la terraza está salpicada de pequeños estanques con cascaditas, con plantas acuáticas y sus mini peces. Se respira paz, claro, todos están dormidos.

Alguien llega. Es la señora mayor de la recepción, con el que supongo que es su hijo, ya está la tele puesta y no a un volumen normal, sino para que los que estén al otro lado del río la escuchen. ¿No la escucháis? Estáis un poquito sordos. Aquí todo el mundo está enganchadísimo a la tele, hay un Arrayán (novela andaluza que lleva medio siglo emitiéndose, y no te ensajero) chino que el personal se olvida de todo. Por ejemplo, vas a comer a un restaurante y si entras mientras está la novela, has…

La bahía de Ha Long

Imagen
Llevamos tres semanas en danza, es la media que tienen de vacaciones los que nos encontramos por el camino. Y aún estamos empezando, seguimos con la sensación del viajero primerizo en la que se mezcla la emoción por descubrir, el miedo a lo próximo, la sorpresa continua, la adrenalina que no cesa. No sabes dónde vas a dormir, cuándo vas a comer; quieres creer que todo el mundo es bueno pero desconfías de todos. Es una experiencia vital, más que un viaje por el mundo es un viaje interior. Pero dejémonos de divagaciones y sigamos con el relato.

Os dejamos a punto de partir a la bahía de Ha Long. Contratamos una excursión de dos noches y tres días con pensión completa, no incluye la bebida, pero cuesta igual que fuera, además te venden de todo en barcas que se acercan al barco. La excursión costó 1850000 dongs; 92,50 € los dos, y la cogimos con la idea de relajarnos y disfrutar un poco del aborregamiento turistongo. Pero sólo fue a ratos. Salimos del hotel a las ocho y nos llevaron a Ha L…

Avance informativo: Seguimos en ruta

Hola a todos, Por la presente os comunico que seguimos vivos y coleando. Que lamentamos en demas'ia no haber escritos estos d'ias, es que nos dijeron que tendr'iamos conexi'on a internet en el hotel en la isla de Cat Ba, pero no fue as'i. As'i mismo os comento que la bah'ia de Ha Long es una pasada, una verdadera maravilla, a pesar de los turistongos que vamos contaminando el paisaje. Tenemos much'isimas cosas que contar, muchas fotos (preciosas) que ensenyaros, pero estamos a punto de coger un autob'us para salir de Hanoi rumbo a... Aprovechamos para felicitar por su cumpleanyos a Dorian, que fue el lunes; a Rosi, que fue el 14; a Curro que es hoy; a Benjamincito, que es el 23; a Laly, que es el 24; y la lista contin'ua porque noviembre es el mes de los cumpleanyos. As'i que daros todos por felicitados si se nos pasa alguno, que no tenemos la cabeza en su sitio. Me despido de todos con un besote enorme, uno a cada uno, nos acordamos de vosotro…

Hanoi, la ciudad del millón de motocicletas

Imagen
No sé si hay un millón (o más) de motocicletas en Hanoi, pero la sensación es que hay una por cada habitante de la ciudad. Circulan sin orden ni concierto, los semáforos están de adorno, literalmente, cruzan de un lado a otro, giran en cualquier parte, y siempre, siempre, van tocando el claxon. Es una locura, es el sonido de Hanoi. Incluso en el mercado de comida y flores, van pasando entre puestos, por la acera, por cualquier pasillo libre por el que quepan. Y los peatones apenas miran a los lados para cruzar la calle, simplemente avanzan con lentitud para que les puedan esquivar. También hay coches, pero son minoría en la ciudad vieja, eso sí, son los que mandan en los cruces. Es la ley del más fuerte.
Hanoi mantiene aún la estética soviética, la austeridad en la ropa y el mobiliario urbano. Aunque la apertura al mundo occidental se va notando en las nuevas generaciones. Los habitantes de Hanoi apenas sonríen, chapurrean algo de inglés si les interesa para venderte algo, pero no suel…

Chào ông! Chào Bà! ¡Ya estamos en Vietnam!

Imagen
Pero antes de contaros nuestra llegada a la ciudad donde se conduce de oídas, vamos a relataros la noche vivida en Chiang Mai. El día 12 es luna llena, y se celebra el famoso festival de luces en toda Tailandia. Los lugares más conocidos son Bangkok, Sukhothai y Chiang Mai. Por desgracia ya teníamos el billete de avión a Hanoi para el día 12, cachis, así que asumimos la pérdida del día grande. Pero, ah sorpresa, el festival empezó el día 10. ¡Pudimos ver algo! En la placita del monumento a los tres reyes montaron un tinglao tipo verbena, feria o velá. Con sus puestos de frituras, su pato plastificado, sus tortitas, sus sopitas al chili, su gelatina de regaliz; vamos, con todos sus avíos. Allí hicieron la ceremonia de apertura, en la que un viejito que debía ser importante dio su charla que nadie escuchó y unas niñas danzaron con luces en las manos. Todo muy típico. Hubo que pelear para hacer fotos, el viejo debía ser realmente importante.

Después de eso fuimos a cenar con Nico, el fran…

A petición popular: Fotos de las guest house

Imagen
Las fotos del Asha guest House de Bangkok, las veis en su página, aunque tenemos que decir que se ve mejor de lo que es. Voy a poner nuestras impresiones personales: las camas son muy duras, como casi todas las que hemos probado en Tailandia. La gente muy agradable, el restaurante tiene buena comida a muy buen precio y lo mejor de todo es que tiene wifi gratis en todo el edificio. El ambiente incita a conversar y compartir. Algo lejos la zona centro, pero muy bien comunicado por Sky Train y metro, lo que le da una tranquilidad y lo aleja del ambiente más turístico (Miguel dice que ponga turistongo) Lo mejor el precio, que al final fue por ser temporada baja de 321 bath la habitación por noche; unos 6,40 €. La parte mala: le hace falta una manita de pintura, o tres, las habitaciones son muy sencillas, pero para el tiempo que pasa uno allí dentro tampoco se pude pedir más.

En Ayutthaya nos quedamos en PU guest house, de la que no tenemos fotos. El complejo está muy bien, muy limpio y có…

Chiang Mai: elefantes, trekking y rafting

Imagen
A ver, todos en pie, se encuentra entre nosotros mi querida Elena Alonso, Tantris, maestra en mis escarceos como cuentista, escritora condecorada y amiga Viajera (nótese la mayúscula). Rindámosle la merecida pleitesía. Y ahora, a lo que vamos.

Ayer fue un día para olvidar. Seguimos empeñados en confundirnos con la gente local y no quisimos coger el VIP TOURIST BUS para venir a Chiang Mai, y nos subimos al de línea tai (468 baths, 9,36 € los dos) y soportamos seis horas de baches sobre una suspensión inexistente. Llegamos molidos y un poco atontados por el cambio de temperatura, porque al salir del autobús con aire acondicionado, el calor (la caló) te coloca un peso extra en los hombros. Nos habían recomendado Julie's Guest House y habíamos reservado una habitación en ella, y allí fuimos. Nos encontramos con que sólo les quedaba una habitación con baño compartido, y como estábamos como estábamos aceptamos sin darle muchas vueltas (1,40 baths, unos 2,80 €; qué vergüenza) y aprovecham…